“EN BUENAS MANOS”, UN PROYECTO PIONERO EN LA INSERCIÓN LABORAL
DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD

En Securitas hemos dado un paso más allá en nuestra responsabilidad social y, junto a la Fundación Prevent, estamos impulsando “En buenas manos”, un programa que proporciona puestos de trabajo efectivos e indefinidos para personas con discapacidad y en situación de vulnerabilidad dentro de nuestras oficinas.

El programa se inició el pasado mes de junio en Madrid y se extenderá a otros departamentos y zonas. Los nuevos trabajadores de la compañía son personas especialmente vulnerables que hasta el momento habían tenido muy difícil su empleabilidad. Para superar estas dificultades,“En buenas manos” aplica la metodología del empleo con apoyo, siendo Securitas pionera en introducir esta técnica para la creación de un número significativo de empleos indefinidos.

En una primera fase de esta técnica, el apoyo lo realiza un consultor experto en discapacidad de la Fundación Prevent, que acompaña a las nuevas incorporaciones en su proceso de adaptación hasta que llegan a desempeñar sus funciones de manera autónoma.

“En buenas manos” se encuadra en el esfuerzo iniciado por la compañía hace ya varios años para conseguir los objetivos de igualdad y de inclusión laboral de personas con discapacidad. En este sentido, hemos firmado acuerdos que favorecen la contratación de colectivos en riesgo de exclusión, formamos parte de la Red de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género y colaboramos en el programa INCORPORA con la Fundación Bancaria la Caixa, entre otras iniciativas.

Este proyecto puede suponer una contribución estable y duradera a la inserción laboral y social de estas personas, pues aspiramos a sentar las bases de este modelo de empleo y convertirlo en una inspiración para otras empresas y sectores, multiplicando el impacto positivo sobre la sociedad.