Conoce a nuestros asociados
Entrevistamos a Valentín Yebra, Director Corporativo de Seguridad de Bankinter
“LA INTERACCIÓN CON OTRAS ENTIDADES HACE QUE TENGAMOS UN AMBIENTE SECTORIAL MUY PROACTIVO”

Continuamos en esta sección acercándonos a un socio para conocerle mejor, no solo como profesional, sino también en su faceta humana, alejado de su trabajo.

Hoy charlamos con Valentín Yebra, Director Corporativo de Seguridad de Bankinter, a quien agradecemos haberse prestado para compartir unos minutos de su preciado tiempo. Vaya por delante nuestra más cordial enhorabuena por su excelente trabajo al frente de la seguridad de la entidad, habida cuenta de su larga experiencia plena de iniciativas técnicas y operativas.


P/ Ahora que ya estamos volviendo con todas las precauciones implantadas escalonadamente, ¿cómo ha gestionado Bankinter la sexta ola y la pandemia en general?

R/ Desde nuestra entidad se apostó, desde el principio de la pandemia, por intentar dar un tratamiento de “cierta normalidad”, tratando de seguir ofreciendo servicio a nuestros clientes de forma presencial tanto en la red de oficinas como en servicios centrales. Esto ha hecho que se hayan tenido que tomar medidas de precaución y protección para empleados y clientes muy estrictas.

En ese sentido, la principal preocupación de nuestra entidad ha sido en todo momento preservar la salud, no solo física sino psicológica y emocional, tan necesaria en la época que estamos viviendo. La evolución y el impacto de la enfermedad se ha seguido muy de cerca desde el departamento de PRL, pero también desde el área de comunicación interna del banco, que ha ido informando y recordando la necesidad de mantener las mejores prácticas de prevención.

P/ ¿Qué diferencia fundamental podrías destacar entre dirigir el departamento de seguridad de una entidad financiera y el de otro tipo de empresa?

R/ Cada corporación tiene su propia idiosincrasia, y aunque el objetivo común ha de ser proteger los intereses y la integridad tanto de las personas como de los bienes que la componen, cada una tiene características que la diferencian. En el caso de las EF, al tratarse de organismos tremendamente regulados, ocupa mucho esfuerzo y dedicación implementar, mantener y mejorar los requisitos solicitados.

En nuestro caso, existe un tipo de casuística ligada a temas de falsedad documental, suplantación de identidad, bandas organizadas de descuideros y ataques a los ATM, que seguramente sean propios de nuestro sector y difícilmente existan en otros sectores, y estos, a su vez, tendrán sus propias particularidades.

Por otra parte, el cambiante mundo en el que vivimos hace que problemas que tenemos hoy no se nos había pasado por la cabeza tratarlos hace unos años. Estoy pensando, por ejemplo, en incidencias relativas a transacciones o activos digitales, que nos obligan a mantenernos permanentemente actualizados en la resolución de los nuevos conflictos que nos generan. Y al contrario: la implementación de medidas como la instalación de recicladores o dispensadores de efectivo en las oficinas ha hecho que desde hace unos años la curva de los casos de atraco cayera de forma drástica.

P/ En Bankinter tenéis un modelo de departamento de seguridad que va más allá del estricto concepto de la seguridad física. ¿Cuál es, en tu opinión, el futuro de los departamentos de seguridad de las entidades financieras?

R/ Hay que tener muy claro que, en paralelo al cumplimiento de todos los requisitos exigidos por los reguladores, nuestro mayor interés es y ha de seguir siendo el bienestar y el apoyo en cualquier cuestión que se plantee a nuestro cliente interno.

El conocimiento del sector en materia de nuevas aportaciones tecnológicas que puedan ser de interés en un momento determinado y dar su espacio a esas empresas tan necesarias en nuestro sector, debe estar presente en nuestro manual operativo.

Por otra parte, y no menos importante, la interacción con otras entidades tanto de forma directa como a través de las diferentes asociaciones y la colaboración con las autoridades policiales, hacen que tengamos un ambiente sectorial muy proactivo y cercano.

P/ Sabemos que tienes el convencimiento de que la labor de EFITEC no solo es buena, sino que debe potenciarse como asociación referente de los directores de seguridad de las entidades financieras. En este sentido, ¿cómo crees que podemos potenciarla?

R/ Así es. Como he dicho anteriormente, la labor de las asociaciones es fundamental para defender los intereses y hacernos escuchar por los organismos reguladores. EFITEC hace un magnífico trabajo desde su fundación, y su prestigio ha ido creciendo año tras año hasta convertirse en un referente, no solo entre las EF, sino en el sector de la seguridad privada.

La productividad de las jornadas de trabajo que se realizan desde la asociación solo se puede entender desde la aportación de todos sus miembros, tal y como sucede cuando se convocan. La participación de ponentes externos de reconocido prestigio hace que la calidad de lo aportado por la asociación supere las expectativas iniciales.

Este boletín trimestral nos mantiene enchufados a la realidad del sector y considero que es un acierto.

Esperemos que la normalidad total llegue cuanto antes y podamos iniciar otras actividades que nos permitan aportar más valor al sector.

P/ Como sabes, en esta sección queremos conocer a la persona más allá del profesional. ¿Cómo es Valentín Yebra en su vida particular, cuando se quita el traje? ¿Cuáles son tus aficiones?

R/ Por encima de todo trato de compensar a mi familia por todas esas horas que les “robamos” a diario con nuestra dedicación 24/7.

Practicar diferentes actividades físicas, viajar (si puede ser en moto, mejor) y el cine, están entre mis entretenimientos extralaborales.

Cuando puedo intento escaparme a León a ver a mi madre y me gusta compartir buenos momentos con amigos que, ya sean vinculados o no con el trabajo, nos relacionamos desde otro punto de vista diferente al de nuestros líos diarios.

Estoy encantado de que me hayáis permitido participar en esta sección y solo me queda desear a todos los asociados muchos éxitos profesionales y mucha salud para ellos y sus familias.

También nosotros, Valentín, te agradecemos muy especialmente poder compartir tus opiniones, dejarnos conocerte un poco más como persona y desearte los mayores éxitos como mereces. Esto es fundamental porque, en muchas ocasiones, el día a día no nos permite conocer mejor a las personas con las que hacemos el camino.