Artículo técnico
EL CONGRESO ENDURECERÁ LA SANCIÓN POR DELITOS DE HURTO

Con motivo de la celebración de SICUR 2022, Seguritecnia ofreció sus páginas para que las asociaciones de las distintas especialidades de la seguridad emitiesen sus opiniones sobre los aspectos más destacados de empresas y profesionales, así como de sus necesidades, en general, más perentorias.

El proyecto del Reglamento de Seguridad, la digitalización y la ciberseguridad estaban en el podio de muchos profesionales, y con toda seguridad, entre sus fantasmas. Unos apuntaban a una sola seguridad, física y ciber; otros, a una reglamentación que les ayudase en sus empresas.

En este contexto, EFITEC volvió a la carga sobre los riesgos derivados de la comisión de un hecho delictivo aparentemente poco peligroso, en especial, porque su comisión no venía agravada por la violencia. Los artículos 234 al 236 del Código Penal son, como todo el cuerpo normativo penal, claros y concretos. Otra cosa es su aplicación.

El que con ánimo de lucro tomare las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño, será castigado, como reo de hurto, con la pena de prisión de seis a dieciocho meses, siempre que la cuantía total de lo sustraído exceda de 400 euros (art. 234). Si no excediera de esa cantidad, sería una falta del artículo 623 del Código Penal. Igualmente, sería delito al que en el plazo de un año realice tres veces la acción descrita en el 623.1, siempre que el montante acumulado sea superior a 400, lo que se determinará en prueba pericial.

Dejamos la teoría para pasar a la práctica. Recordemos que EFITEC volvió a tomar las riendas al colocar esta tipología delictiva entre sus prioridades. Reuniones con la Fiscal Jefe de la Comunidad de Madrid y el Teniente Fiscal; con los responsables de la Unidad Central de Seguridad Privada; con los mandos de la Guardia Civil especializados en delitos contra el patrimonio, y con los investigadores de los distintos cuerpos policiales.

A todos los representantes de la Administración concernidos por el problema, las distintas entidades financieras que integran EFITEC (o la mayoría), han puesto sobre las mesas de reunión que los delincuentes responsables están organizados, en no pocos casos, en grupos criminales o en proyecto, y que gozan de la ayuda de un país garantista que les facilita el refuerzo de sus estructuras, y por ende, el recorrer incansablemente el país a la búsqueda de sucursales con alguna probabilidad de éxito. Sea efectivo, remesas del transporte de fondos o potenciales víctimas como las personas mayores usuarias de cajeros automáticos.

La indignación de las entidades es manifiesta tras invertir muchos medios en reducir este riesgo. Y en esas estábamos cuando el Congreso, como un Séptimo de Caballería, ha venido en auxilio de comerciantes, entidades financieras, ciudadanos preferentemente mayores y muchas otras víctimas de esta plaga delictiva, que cuando sea aprobado, podrá ser condenada hasta con 18 meses de prisión. Hasta aquí podría decirse que los artículos 234, 235 y 236 no parece que vayan a sufrir cambios drásticos.

Pero, si finalmente se aprueba el nuevo texto normativo referido al hurto en sus variables, las diferencias son especialmente significativas:

1. Los supuestos de hurto de bienes con un valor inferior a 400 euros podrán ser condenados a penas de prisión que oscilan entre los seis y los dieciocho meses, siempre que el autor haya sido condenado anteriormente por la comisión de tres delitos de esta tipología.

2. La mayoría de estos delincuentes eran sancionados con multas que raramente pagaban. A partir de la aprobación parlamentaria, la sombra del nuevo articulado puede significar una amenaza disuasoria que rebaje las preocupantes cifras de estos delitos que tanto afectan a las entidades financieras, comercios y otros sectores que sufren miles de hurtos cometidos anualmente. Muchos de los cuales pasan sin pena ni gloria por los juzgados, con gran preocupación de las empresas afectadas por la cada vez más organizada comisión de sus actuaciones.

3. Cabe destacar que en paralelo a los ajustes normativos hay otra noticia que, en caso de llevarse a cabo, puede ayudar a una más estricta aplicación de las nuevas normas sancionadoras: la dotación de mayores medios a los juzgados y a la policía especializada en delitos contra el patrimonio.

EFITEC estará, como siempre, a disposición de los órganos de la Administración en el proceso de implantación de las nuevas medidas, al tiempo de celebrarlas.